Inicio SONORA Aplicación Antiextorsión protege a más de 89 mil sonorenses: SSP

Aplicación Antiextorsión protege a más de 89 mil sonorenses: SSP

• En lo que va del presente año se han evitado con esta herramienta tecnológica más de 22 mil extorsiones.

Hermosillo, Sonora; julio 17 de 2020. Más de 89 mil 927 sonorenses se encuentran protegidos de posibles intentos de extorsión, al contar en sus teléfonos celulares con la aplicación preventiva “Antiextorsión Sonora”, diseñada por la Secretaría de Seguridad Pública, que dirige David Anaya Cooley.

Mediante la alerta generada por esta herramienta tecnológica, son 22 mil 482 intentos de extorsión los que se han evitado en lo que va del presente año en Sonora.

Hermosillo, Cajeme y San Luis Río Colorado, precisó, son los municipios del estado donde se han registrado la mayor cantidad de intentos de extorsión en tanto que los números de los que se detectan las llamadas han sido en su mayoría provenientes de penales en Altamira y Matamoros, Tamaulipas.

En promedio se reciben 16 reportes diarios, y las modalidades más comunes que utilizan los extorsionadores para amenazar a las víctimas son el secuestro virtual y familiar, detenido por una autoridad.

El 6 % de los ciudadanos que reportaron una extorsión depositaron una cantidad promedio de 21 mil 787 pesos por persona.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado reitera el llamado a los ciudadanos que reciban una llamada de este tipo, a colgar de inmediato y marcar el 089 para denunciar el número telefónico y agregarlo al listado que diariamente se actualiza.

La aplicación Antiextorsión Sonora, a la fecha, cuenta con una base de datos de 8 mil 851 números de teléfonos fraudulentos que han sido denunciados al 089 y opera desde el 2016, cuando se puso a disposición esta innovadora herramienta tecnológica cien por ciento preventiva, diseñada por ingenieros sonorenses de la SSP.

La SSP exhorta a la ciudadanía que no cuenta con este mecanismo de protección a descargar la aplicación móvil “Antiextorsión Sonora”, para prevenir ser víctima de este delito.