Inicio TECNOLOGIA ¡UN DERRAME MÁS…!

¡UN DERRAME MÁS…!

Javier Velázquez Peña

GUAYMAS.- Primero se negó la información sobre el derrame de ácido sulfúrico a la bahía de Guaymas, los funcionarios y empleados de Grupo México en el puerto, dijeron que era un “borrego” de las redes sociales y se niega categóricamente que no hubo lesionados. Alguien sube un video de 12 segundos sobre el momento del derrame de ácido sulfúrico al mar. Entonces los “mariachis callaron”.

Otro día aparece el comunicado del Grupo México de su filial Metalúrgica de Cobre SA de CV, en una inserción pagada en diferentes medios de comunicación, reconociendo el incidente pero minimizando el derrame a 3 mil litros que supuestamente cayeron a las aguas de la Bahía de Guaymas.

Y agrega, que “por el fallo de una válvula que ocasionó la liberación de 3(tres) m3 del tanque que recibe las purgas de las líneas de embarque”. Ahora sí hubo un accidente y la causa del mismo, además reiteró que no hubo ningún lesionado.

La versión de la SCT sobre el mismo incidente explica lo siguiente: “…el percance se suscitó durante los trabajos de protocolo de «prueba y drenado» (lavado de tuberías), los cuales se realizan antes de cada operación de carga y justo en ese momento se detectó la falla en una de las válvulas de las tuberías de Grupo México, que transportan ácido sulfúrico, y

por tal motivo los trabajadores de la empresa procedieron a cerrar las válvulas e iniciaron rebombeo de retorno hacia los tanques «para evitar un derrame considerable de ácido sulfúrico”.

Si bien es cierto que se le hace la limpieza al tubo de descarga de los tanques del cerro de La Ardilla a la zona de carga de los buques tanques que trasladan a diferentes destinos el ácido sulfúrico, resulta que después de ser llenados los barcos, el tubo de descarga queda lleno de producto, por lo que se tiene que hacer primero el trasvase del ácido para evitar que se contamine la tubería y para ello se utilizan dos pipas dobles, en esta ocasión estaban las pipas con los números económicos 900 y 902 de la empresa transportista Exprés Milac SA de CV, con capacidad de 50 toneladas cada una de ellas, para enviarlas al mercado nacional.

Dentro del tubo de descarga hay 120 toneladas contenidas, por lo que al acoplar la conexión a la pipa, la válvula falló (al aceptar la versión del comunicado del Grupo México) por lo que los trabajadores que hacen esta maniobra, no se dieron cuenta, cuando esta se rompió, ya que no se encontraban a un lado de la unidad que presuntamente estaban cargando.

Cabe mencionar, que el llenado de cada pipa de doble remolque se llena cada 10 minutos, por lo que el problema no lo resolvieron ni en uno ni dos minutos sino en un tiempo mayor, porque su intervención se dio hasta que el derrame había llegado al mar, al observar la estela de humo que se

había levantado al reaccionar el ácido sulfúrico al tener contacto con el agua.

Y la distancia entre la zona de descarga en el trasvase del tubo de descarga a los autotanques, está a muchos metros de la orilla del muelle de carga de los buque tanques, por lo que tuvo que pasar más minutos de lo expresado en el comunicado del Grupo México, por lo tanto, los mencionado 3 m3 o 3 mil litros de ácido, hubieran quedado alrededor de la pipa que se estaba cargando.

El ácido derramado fácilmente rebasó las 30 toneladas, por la presión que se genera desde la parte alta del cerro del La Ardilla hacia el punto de descarga, por lo que la versión del corporativo minero, es una total falacia.

Lo que sí llama mucho la atención, es que la API Guaymas ha guardado un silencio sepulcral en torno a estos hechos. La Profepa se mantiene al margen y la Marina Armada de México asistió meramente como testigo de los hechos, pero reservándose cualquier comentario sobre este derrame de ácido sulfúrico a la Bahía de Guaymas.

OTROS DERRAMES

El derrame más grave ocurrió un 6 de agosto de 2014, cuando por irresponsabilidad de Grupo México, en la mina Buena Vista del Cobre, se vertieron 40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado y más de 700 toneladas de metales pesados como zinc y plomo, sobre el Río Bacanuchi y afluente del Río Sonora. Afectándose a 24 mil personas en

los pueblos de Arizpe, San Felipe de Jesús, Banamichi, Baviácora, Aconchi y Ures.

CANANEA-NACO

Hace alrededor de cuatro años y medio, debido a las lluvias se cayó un puente de las vías del ferrocarril, a la altura del ejido Cárdenas, tramo de Naco a Cananea, Sonora en el que cayeron alrededor de 10 carrotanques cargados de ácido sulfúrico, propiedad del Grupo México. Tres se vaciaron en su totalidad, cada uno con una capacidad entre 90 y 120 mil litros. Sobre este accidente, no hubo mucha información de los medios ni la gravedad de los mismos.

YÉCORA-CHIHUAHUA

Posteriormente, una pipa propiedad de la empresa Expres Milac cargada con ácido sulfúrico, proveniente de la fundición Nacozari y con destino a la minera Luz del Cobre, ubicada en San Antonio de la Huerta, en la sierra alta de Sonora colindante con Yécora y Chihuahua. Esta pipa se detuvo en el pueblo de Tecoripa y, el chófer por la mañana se dio cuenta que el ácido sulfúrico se estaba derramando, lejos de dar aviso sobre la contingencia, huyó cobardemente del lugar. Las autoridades municipales reportaron la contingencia a la minera y, lo único que pasó es que los camiones de Exprés Milac, se les prohibió que pararan en dicho lugar.

MAZOCAHUI-URES

Luego le siguió el accidente de un autotanque de la empresa Exprés Milac, en una de las curvas del tramo Mazocahui-Ures, al volcarse la pipa a causa del exceso de velocidad y provocó el desprendimiento del remolque trasero cayendo este por su peso al barranco y, su contenido de 28 mil litros de ácido sulfúrico, se virtió en el río Sonora. Y el remolque delantero derramó todo su contenido arriba de la carretera. En esta ocasión hubo dos lesionados, con quemaduras del 80 por ciento de su cuerpo, quedando incapacitados para trabajar.

En este incidente, nadie reportó nada. Y lo único que hizo Grupo México fue premiar a Exprés Milac, con cambiarlo de ruta donde el costo del flete es mucho más alto. Lo sacaron de la ruta Nacozari-Moctezuma-Ures-Hermosillo-Guaymas y lo dejaron en la ruta Nacozari-Agua Prieta-Ímuris-Hermosillo-Guaymas.

ÁCIDO SULFÚRICO

El ácido sulfúrico es un líquido viscoso, de densidad 1,83 g/ml, transparente e incoloro cuando se encuentra en estado puro, y de color marrón cuando contiene impurezas. Es un ácido fuerte que, cuando se calienta por encima de 30ºC desprende vapores y por encima de 200ºC emite trióxido de azufre.

QUEMADURA CON ÁCIDO SULFÚRICO

Una quemadura de ácido sulfúrico es una emergencia médica y requiere tratamiento inmediato. El primer y más

importante paso es diluir y eliminar todo el ácido sulfúrico en el lugar de la quemadura irrigando abundantemente con agua. El ácido sulfúrico continuará quemándose en la piel hasta que sea removido. Toda la ropa o equipo con ácido sulfúrico también debe ser removido por una persona que use equipo de protección.

Las quemaduras químicas, como las causadas por el ácido sulfúrico, pueden ocurrir en varios lugares, principalmente en entornos industriales. Sin embargo, el ácido sulfúrico se encuentra en algunos productos domésticos. Todos los productos químicos del hogar deben guardarse bajo llave, fuera del alcance de los niños.

DESCRIPCION DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

EN CASO DE MANCHA O SALPICADURA

Quítese inmediatamente la ropa manchada o salpicada. Protección propia del primer auxiliante.

EN CASO DE INHALACIÓN

Proporcionar aire fresco. Si aparece malestar o en caso de duda consultar a un médico.

EN CASO DE CONTACTO CON LA PIEL

En caso de contacto con la piel, lávese inmediatamente y abundantemente con mucha agua. Necesario un tratamiento

médico inmediato, ya que no tratadas pueden convertirse en heridas difícil de curar.

EN CASO DE CONTACTO CON LOS OJOS

En caso de contacto con los ojos aclarar inmediatamente los ojos abiertos bajo agua corriente durante 10 0 15 minuto y consultar al oftalmólogo. Proteger el ojo ileso.

EN CASO DE INGESTIÓN

Lavar la boca inmediatamente y beber agua en abundancia. Llamar al médico inmediatamente. En caso de tragar existe el ‘peligro de una perforación de esófago y del estómago (fuertes efectos cauterizantes)

PRINCIPALES SÍNTOMAS Y EFECTOS, AGUDOS Y RETARDADOS

Corrosión, Trastornos gastrointestinales, Tos, Peligro de ceguera. Perforación de estómago, Riesgo de lesiones oculares graves, Vómitos y ahogos.